Páginas

jueves, 9 de septiembre de 2010

El ADE651: Una papa caliente para el Gobierno de Colima

Los sospechosos habituales notarán un cambio en el color de los enlaces. No, no es por razones estéticas —a mí me gustaban más los grises— sino más bien prácticas. Lo hice con la esperanza de que los lectores ocasionales distingan de inmediato que se trata eso, un enlace a otro sitio.

La razón de este pequeño cambio es la siguiente. Me entero gracias a San Google que éste su humilde blog perdido en el ciberespacio se ha convertido en una suerte de manzana de la discordia.

Pero vayamos por partes.

Recordará que hemos comentado aquí las burradas cometidas por los dos últimos gobernadores del Estado de Colima, Jesús Silverio Cavazos Ceballos y Mario Anguiano Moreno, quienes pésimamente asesorados —quiero creer— compraron, a precio de oro, los fraudulentos detectores ADE651, uno de los parientes de nuestro conocido e igualmente inservible GT200.

Esto no es novedad, pero lo que sí lo es, y que como le decía más arriba, me acabo de enterar, es que este blog, y particularmente la entrada dedicada a las víctimas del GT200 (y familia) en México, se utilizó para una denuncia por fraude o malversación de fondos.

Como parece que se está usando la información recopilada aquí como fuente primaria, y el Gobierno de Colima ha negado su veracidad, indirectamente tachando a quien esto escribe de mentiroso, resulta obvio que nadie se ha tomado la molestia de acceder a los enlaces que muestran de dónde salió dicha información. Por ello es que decidí cambiarles el color. A ver si así...

Una vez aclarada la razón del nuevo color, procedo ahora a hacer lo propio respecto a un par de datos que aparentemente han molestado al Gobierno de Colima.

Como se puede ver en esta captura de pantalla que presentaron en Colima Noticias, tengo registrado* que el primer ADE651 que se compró tuvo un costo de $800,000.00; y que para le segunda tanda, de la que no se especifica cantidad ni precio unitario, se gastaron en total 10 millones de pesos:



Ahora me entero, gracias a esta nota de Quadratin, que el Gobierno de Colima les mandó un comunicado de la Dirección de Prensa enviado por correo electrónico desde la dirección de gmail por la que manda boletines el Gobierno del Estado, en el que señalan lo siguiente (las negrillas son mías):


"En el ejercicio 2010 se adquirieron dos detectores moleculares, cuyo precio unitario es $499,960.00, IVA incluido, adquiridos con la empresa BATTERY NETWORK, según factura 7146, de la que se acompaña una fotocopia. (las imágenes se envían en el archivo de comprimidos adjunto)
-Es importante señalar que la adquisición de estos equipos no se realiza en base a la cotización del dólar estadounidense, sino que, como su origen es europeo, su cotización y compra se hace con base en la paridad del euro.
-Por tanto, en el caso de esta compra corresponde a un costo de 26,621.37 Euros, que equivalen a $431.000.00 pesos más I.V.A, tal y como lo menciona el documento anexo del proveedor del bien.
-De igual forma, en septiembre del año
2009 se adquirió un equipo igual por la cantidad de 33,461.98 Euros, que al tipo de cambio de esa fecha ($19.49 pesos) arroja una cantidad de $652,174.00 pesos más I.V.A. (ver imagen en el archivo anexo)"


Resumiendo, para el primer ADE651 que se compró durante el gobierno de Jesús Silverio Cavazos Ceballos, se tiraron a la basura $750,000.10, no $800,000.00; y con los siguientes, adquiridos bajo el mandato de Mario Anguiano Moreno, se malgastaron sólo $999,920.00 y no los 10 millones de pesos que tengo anotados.

Supongo que ahora, si es usted un lector ocasional, se preguntará de dónde saqué esas cifras. ¿Es que me las inventé?

Pues va a ser que no. Si a final de cuantas resulta que no son fidedignas —sobre todo la segunda, cuya diferencia es grande—, la culpa la tienen Jesús Silverio Cavazos Ceballos y Mario Anguiano Moreno pues ellos fueron las fuentes primarias de esa información. Su servidor sólo la registró aquí, y así lo señalé en su momento en las entradas correspondientes (A, B). Que nadie haya tenido la curiosidad de pinchar los enlaces, no es culpa mía.

Ahora, en caso de que los copi-pega que hago de esos textos no sean suficientes o, que a pesar de haber cambiado el color de los enlaces le da hueva pincharlos para ir a ver qué dicen, le dejo unas capturas de pantalla, recortadas por razones de espacio y legibilidad en las que se puede ver quién dijo qué.

La primera corresponde una nota publicada por el Gobierno de Colima en septiembre de 2009, titulada CUENTA YA CON EQUIPO PARA DETECTAR ARMAS, DROGAS Y EXPLOSIVOS: Silverio Cavazos. Mire usted:





La segunda es la transcripción de una entrevista a Mario Anguiano Moreno publicada en Quadratin en julio de este año:





Así que señores míos, yo, como Pilatos, me lavo las manos. A ver si para la próxima dan declaraciones con datos reales y no aproximaciones, o en su caso, de plano, aprenden a hablar. Eso, si es que en efecto se compraron sólo dos varitas mágicas en 2010 y no se gastaron los 10 millones de pesos que presumía con tanto orgullo el señor Gobernador...

Por lo pronto, les pasó a ellos la papa caliente, como quien dice.

Para terminar, sólo quiere comentar que esta investigación por malversación de fondos fue una espléndida oportunidad para exhibir el fraude de estos detectores moleculares, de demostrar mediante una prueba de doble ciego debidamente controlada, que su capacidad real para detectar cualquier cosa es nula.

Oportunidad que, me temo, se fue al caño.

A.T.
___
*Con esta nueva información habrá que cambiar esos datos.

P.D. Merece su entrada aparte pero mientras, por favor revise el "sitio web" de Battery Network, los fulanos que venden el ADE651 en México. Yo todavía estoy en estado de choque por la impresión.

1 comentario:

Unknown dijo...

Por cierto, en una de las conclusiones a esa nota de la denuncia algo recuerdo sobre que la denuncia fue por el presunto desfalco más que por el funcionamiento fraudulento de los detectores.

Lo iba a comentar desde anoche pero me quedé dormido y ahora no encuentro la nota completa.

(*^.^*)