Páginas

miércoles, 1 de julio de 2009

¡Construya su propio detector molecular!

Si usted ha seguido el tema de la estafa del "detector molecular" GT200, seguramente se habrá preguntado qué se sentira utilizar uno de estos artilugios de ultra alta tecnología de punta. Pero si usted como yo, no tiene en el bolsillo $ 286,740.00 para comprarse uno de estos, no se preocupe que aquí en este humilde blog perdido en el ciberespacio le indicaremos cómo construir, paso a paso, ¡su propio detector molecular!

Bastante más rústico que la ya conocida "pistola molecular" o "ouija del diablo" que usan nuestras Fuerzas Armadas, pero eso sí, le garantizamos que contará con la misma capacidad de detección que un GT200, un Sniffex, un Alpha 6 o el cualquier "detector" del estilo.

Para empezar, analizemos someramente algunos de los "detectores" más populares en el mercado y veamos en qué consisten (dejando fuera cables, supuestos lectores de tarjetas y chucherías del estilo) .


a) Sniffex Plus


  • Un mango para asirlo.
  • Una antena telescópica unida al mango por medio de un pivote.


b) Alpha 6


  • Un mango para asirlo.
  • Una antena telescópica unida al mango por medio de un pivote.


c) Goldfinder


  • Un mango para asirlo.
  • Una antena telescópica unida al mango por medio de un pivote.


GT200


  • Un mango para asirlo.
  • Una antena telescópica unida al mango por medio de un pivote.


Como se puede ver, lo que se necesita es un mago, una antena telescópica y algo que haga las funciones de pivote y permita a la antena girar libremente hacia donde se ha localizado la sustancia blanco ya sea por detección de interferencia magnética pre-inicializada (Sniffex Plus), resonancia magnética molecular (Alpha 6), magia negra o similar (Golfinder), o para/diamagnetismo (GT200).

Como la idea es que usted pueda hacerse su propio detector molecular, no nos hemos complicado mucho la vida y elegimos los materiales que cualquiera tiene si no en su caja de herramientas, sí en su cuarto de trebejos: Para el mango, una llave Stillson (si puede conseguir una menos oxidada, mejor); una antena telescópica (de un viejo radio); una bisagra (que hará las veces de pivote) y un tornillo:




Paso 1: Usando el tornillo, una la antena telescópica a la bisagra pivoteadora:



Paso 2: Ajuste la bisagra con la antena telescópica en la Stillson:



Paso 4. Póngale nombre. En mi caso, lo he bautizado como "detector molecular AT200":



Paso 5. Invéntese un principio de de funcionamiento. Entre más complejo y oscuro suene, mucho mejor ya que así será más probable que nadie le entienda. Asegúrese de emplear la mayor cantidad de palabras científicas, como molecular, magnético, para/diamagnético, resonancia, interferencia, etc.

Ahí lo tiene, sin gastar una millonada se ha hecho de su propio detector molecular. Lo que sigue, claro, es demstrar de su efectividad. Para ello, LonjhoLaboratories LTD le han preparado el siguiente video:


video


Definitivamente no tan agradable a la vista como los modelos mencionados, pero como dije líneas arriba, le puedo asegurar sin temor a equivocarme que el AT200 (o como quiera usted nombrar al suyo) tiene exactamente la misma capacidad para detectar cualquier cosa que los otros, incluído por supuesto el GT200. Es decir, nula.

A pesar de esto, le apuesto que si va a la Secretaría de la Defensa Nacional o a la Secretaría de Marina y lo ofrece a la venta, de seguro que se lo compran.

A.T.

5 comentarios:

tvinsomne dijo...

el dispositivo así desarrollado será, sin duda, un elemento de enorme e indudable valía en éste y futuros miércoles de gatizas, enhorabuena

Manolo_elmas dijo...

jajajajajaja
Fenómeno, extraordinaria demostración de física recreativa.
Y sobre lo de que no lo comprarían... ¿has probado en algún país del tercer mundo, digamos el Yemen, o Burundi, o Haití, ya puestos?
Te regalo mi comisión, hala.

Xuravet dijo...

jajajaja, no paro de reir...
en verdad que mejor sería que comprara el AT200, con eso de que hay que incentivar la economía del país, que mejor que comprar productos nacionales

Marco Antonio Vázquez Elías dijo...

Estimado Andres,

Lo que sin duda si se ha podido detectar en tu video sobre el AT200 es tu voluminosa panza.
Saludines del siempre aun más jocoso,

Dr. Marco Antonio Vázquez Elías.

Marco Antonio Vázquez Elías dijo...

Estimado Andres,

Se me hace que una de estas noches voy a darme una vuelta por el Atrio. Será muy interesante conocer a los miembros de tu secta. Lo de la sobredosis homeopática debe de estar de antología. Solo me gustaría ver si eres tan valiente y te bebes un frasquito o te comes uno de chochitos. Por cierto, si alguna vez organizan alguna mesa sobre medicina alopata y alternativa estaría más que encantado de participar en el debate. Esto último te lo digo en el mejor plan.
Finalmente, te mando un saludo afectuoso y aunque no lo creas te deseo (para ti y los tuyos) lo mejor en este año que ya ha comenzado.
Saludines de tu médico alopata de cabecera.

Dr. Marco Antonio Vázquez Elías.