Páginas

miércoles, 3 de noviembre de 2010

El ADE651 en The Washington Post

Comentaba hoy en la madrugada que había salido un reportaje de Ernesto Londono en The Washington Post sobre el fraudulento detector ADE651, una de las tantas varitas de zahorí que se venden como si se tratara de verdaderos dispositivos de alta tecnología capaces de detectar alguna cosa.

Es una nota interesante. Se menciona que el si bien el Gobierno de Irak ya sabe que no funcionan, por cuestiones políticas se aferran en seguir usándolos. Aparentemente es más importante para ellos que la gente piense que está segura a que de verdad lo esté.

Es una pena, sin embargo, que Londono se haya centrado exclusivamente en Irak. Se explica, claro, después de todo es ahí donde están matando a soldados de Estados Unidos, con bomas que probablemente no fueron detectadas por estas porquerías, pero me hubiera gustado que mencionara, aunque sea de pasada, a alguno de los otros países víctimas de estos estafadores. Como México, por ejemplo. El ADE651, recordemos, es ampliamente usado aquí. Sabemos que la Secretaría de la Defensa Nacional lo ha empleado, así como algunos gobiernos estatales como el de Colima y Sinaloa.

Antes de dejarle mi traducción del reportaje de Londono, quiero hacerle notar que fuera del anterior gobierno de Colima, que orgulloso presumiera en su momento la adquisisción de un un equipo para detectar armas, drogas y explosivos marca ADE, modelo 651, nadie más, incluyendo al Ejército, se ha atrevido a mencionar por su nombre a esta varita mágica, limitándose a llamarla simplemente "detector molecular".

Me pregunto a qué se deberá...

A.T.


En Irak, no hay magia, o cualquier uso, para estas varitas
Por Ernesto Londono
Washington Post Foreign Service
Miércoles, 3 de noviembre de 2010

El inspector general del Ministerio del Interior iraquí recientemente determinó que las varitas usadas por la policía como primera línea de defensa en la lucha del país contra las bombas, son inútiles.

Su hallazgo no fue sorprendente. Pero en el Irak de hoy, tiene el potencial de ser politicamente explosivo. Lo que hizo el ministerio como respuesta a la conclusión del inspector general dice mucho sobre cómo el gobierno iraquí trabaja estos días - y por qué tan a menudo no.

Por años, militares estadounidenses han dicho que el dispositivo es un fraude. El gobierno británico encarceló este año al fabricante del ADE-651 bajo cargos de fraude y prohibió a la compañía que exportara más.

Pero conforme aparecían pruebas condenatorias en contra de las varitas, altos funcionarios de seguridad iraquíes, incluyendo al Ministro del Interior, Jawad Bolani, decían que los críticos estaban mal informados. Los funcionarios sostenían que los dispositivos, que se supone detectan explosivos dentro de los vehículos e indican a la policía dónde buscar manualmente, habían salvado innumerables vidas.

Enfrentados con los hallazgos del inspector general, los funcionarios del Ministerio del Interior no retiraron los dispositivos de los cientos de retenes que complican el tránsito en Bagdad y otras ciudades iraquíes. En lugar de eso, archivaron el reporte y silenciosamente le dieron inmunidad al funcionario que firmo los contratos sin licitación, y que pagó cuando menos 85 millones de dólares.

La única mención pública del hallazgo fue una mención en el reporte enviado la semana pasada al Congreso por el Inspector General de los EUA para la reconstrucción de Irak. El inspector general del ministerio iraquí, Aqeel Al Turaihi, "reporta que muchas vidas se han perdido debido a ineficiencia absoluta de las varitas, decía el reporte.

Los dispositivos son ubicuos en Irak

El policíairaquí Mohammed Shaker, 36, dijo que no le sorprendía escuchar que los dispositivos son falsos. "Todos sabíamos que eran un fiasco", dijo. "No aciertan en nada. Todo es un espectáculo para el público".

Turaihi y otros funcionarios del ministerio no respondieron las solicitudes de comentarios enviadas por correo electrónico y mensajes de texto por teléfono ni a través de enlces. Ali al-Dabbagh, portavoz del gobierno, tampoco respondió numerosas llamadas telefónicas.

La controversia empezó en 2007, cuando el Ministerio del Inerior, que supervisa a la fuerza policia de Irak, realizó el primer pedido a ATSC, una compañía británica. Funcionarios estadounidenses expresaron su alarma de inmediato, diciendo que el dispositivo, que tiene una antena que gira en un pivote cuando supuestamente detecta explosivos, había sido expuesta como un fraude en otros países.

El ministerio siguió adelante con el pedido, pagando hasta 60,000 dólares por cada artefacto.

El fabricante afirma que la varita obtiene su energía de la electricidad estática generada cuando su usuario marcha en su lugar mientras sostiene el instrumento recto.

"La forma simple de explicar esat tecnología es tomar un globo inflado y frotarlo en su cabello", explica la compañía en su sitio web."Se genera una 'carga' de electricidad estática, provocando que el globo 'atraiga' por así decirlo, a un muro u otra superficie plana".

Militares estadounidense expertos en explosivos encontraron eso cómico. Preocupados por el efecto que confiar en el dispositivo pudiera tener en sus esfuerzos para interceptar la gran cantidad de bombas que matan a diario a iraquíes y soldados estadounidenses, muchos funcionarios de EUA trataron de persuadir a sus contrapartes iraquíes de desecharlos.

En uno de estos intentos, un equipo de funcionarios estadounidenses pidió en 2008 a soldados iraquíes entrenados en el uso del ADE-651 que demostraran si los dispositivos podían determinar qué vehículo etacionado dentro de una base de los EUA contenía dinamita.

La varita del operador se inclinó hacia un par de vahículos. Resultó que ninguno contenía explosivos, de acuerdo a uno de los militares que participó en el ejercicio y que aceptó a declarar a condición de guardar su anonimato.

"Todo el tiempo, su asistente estadounidense tenía una varita de C4 bajo el uniforme", dijo el militar. "Era como una rutina de Monty Python que hubiera salido muy mal".

En enero, autoridades británicas arrestaron al jefe de ATSC, Jim McCormick, acusándolo de "fraude por descripción engañosa". Los funcionarios de la compañía no respondieron a un correo electrónico en el que se les pedía algún comentario sobre los hallazgos del inspector general iraquí.

Cuando se hizo pública la noticia del arresto, funcionarios iraquíes prometieron realizar investigaciones, incluyendo una por el comité de seguridad del parlamento donde los legisladores establecerían quién hizo el pedido, quién lo autorizó y si hubo sobornos de por medio.

En 2009, el Parlamento proporcionó una mínima supervisión sobre las agencias de seguridad de estado, pero ha estado inactivo por casi un año porque los legisladores se han concentrado en negociaciones estancadas para formar un gobierno después de la elección del 7 de marzo.

El ministro del inerior se mantuvo firme, diciendo en enero por la televisión estatal Al-Iraqiya que las varitas habían evitado más de 16,000 bombas. El gobierno iraquí no ha revelado quién autorizó los pedidos.

Funcionarios del ministerio en ese entonces encuestaron a policías en los retenes para ver si los dispositivos motraban ressultados.

"Les dijimos que funcionaban bien", dijo un teniente de la policía iraquí el miércoles, de pie junto a un retén donde sus hombres estaban usando las varitas cerca del vecindario donde una iglesia católica fue atacada el domingo por una bande de terroristas suicidas. "Es lo que querían escuchar", añadió. "Quieren tratar de darle a los ciudadanos una imagen de seguridad que es falsa".

Esa actitud enfurece a muchos de los ofi cialesestadounidenses que han peleado en Irak.

"Encuentro cada vez más difícil ver esto con humor", dijo el teniente coronel Dennis Yates, que ha estado entre los críticos del aparato desde que sirvió en Bagdad en 2008. "Este pedazo de basura, contribuyó, de hecho, a un número desconocido -y patéticamente grande- de pérdidas de vidas inocentes. El tipo que compró esto debería pudrirse en una de las prisiones más malolientes que hay en Bagdad".

1 comentario:

HenMex dijo...

voy mañana mismo a hablar con el gober de colima, si no me echan aplicandome el 33, al menos que me de un trabajo de clarividente