Páginas

domingo, 3 de octubre de 2010

Mi primer (y un tanto cucho) fan from hell en Twitter

Tengo pendiente escribir una entrada sobre mi primer año (ya casi dos, en realidad) en Twitter, pero puedo decir por ahora que este servicio de microblogging ha superado con creces mi escepticismo inicial. Ha resultado una excelente fuente de información, me ha permitido mantener cierto contacto con personas interesantes y también ha sido un generador inagotable de risas.

Deje le pongo este ejemplo. Ponga atención al nombre de la lista y a quiénes la integran:




Supongo se preguntará que impulsó a que @rafaelfcastillo decidiera inaugurar conmigo una lista de tan jocoso nombre. Porque vaya que llamarla Cosasqueodio es cuando menos, divertido. ¿Me habré metido con sus progenitores? ¿Habré atacado a sus dioses? ¿Nos habremos enfrascado en una violenta discusión acaso?

Pues no, el odio —así lo definió él mismo— hacia mi persona se generó en sólo unos cuantos tuits. En el primero sólo exhibí la cobardía del sujeto que le sugería a cierta periodista serie e inteligente —según ella— y de cuyo nombre debo admitir no sin cierta pena que no vale la pena acordarse, que usando sus "palancas" —a saber cuáles— le borraran la cuenta a @Control_zape, pero eso sí, sin poner el "nombre" del destinatario completo, para evitar sin duda que el control_ese se enterara:




Al leer el tuit anterior, del que pongo captura de pantalla por aquello de que luego se borran, decidí mostrar este bonito ejemplo de síndrome hipogonadal a mis seguidores, para compartir unas sonrisas. Esto no le hizo mucha gracia a este valiente, pues enseguida repeló:




Ante lo cual yo sólo pude tomármelo a broma. Esto bastó para que el valeroso me bloqueara, pero eso sí, continuara leyéndome a través de la lista mencionada. Lo más divertido es que una vez que compartí con mis escasos seguidores en Twitter su descubrimiento, nuestro valiente simplemente la borró.

No, ya no hacen a los fans from hell como antes...

A.T.

1 comentario:

Hereje Blasfemo dijo...

Lo de los periolistos aquí no tiene precio; y no deben tener madre, porque además de no saber escribir, se las van dando de un subidoooo... Mira, mira:

http://cucarachablasfema.blogspot.com/2010/07/hidalgo_15.html