Páginas

jueves, 30 de octubre de 2008

La Guerra de los Mundos... ¡en México!



Dice la leyenda que la transmisión de la adaptación radiofónica de la obra de H. G. Wells La Guerra de Los Mundos el 30 de octubre de 1938 en el este programa de The Mercury Theather on the Air dirigido por Orson Welles, causó que muchísima gente creyera que en efecto, una invasión procedente de otro planeta estaba llevándose a cabo en el momento mismo de la transmisión.

Sí, hubo pánico, pero no fueron los millones que algunos dicen, pero mejor, pase al blog de Magonia en donde podrá leer sobre esto y más sobre el tema en su entrada La noche que llegaron los marcianos. Ahí mismo podrá escuchar una versión en español del programa, que podrán comparar con el guión disponible en Historia-Argumento-Guión.

Pero lo que yo quiero recomendarle es lo siguiente: la Sociedad Astronómica Urania de México transmitió el 17 de este mes su propia adaptación por la radio de Jojutla, Morelos, y que está disponible





Ahora que si le masca al inglés, en la página de The Mercury Theather on the Air encontrará no sólo este sino mucho otros programas disponibles para bajar en mp3. El guión en inglés lo encuentra por acá, cortesía de Jeff Miller.

Como curiosidad, le comento que recuerdo haber leído hace mucho en la revista Contactos Extraterrestres una nota en la que se mencionaba que varios años después de este incidente, una radiodifusora brasileña repitió el experimento con resultados similares -pánico- pero con consecuencias fatales para algunos de los participantes, pues de acuerdo a esa revista, hubo hasta uno o dos locutores linchados. He buscado alguna otra referencia a este supuesto hecho, pero hasta ahora no he encontrado nada, de modo que lo más probable es que haya sido una nota inventada a modo de relleno.

A.T.

1 comentario:

KIKKA dijo...

Todavia no se que demoños son las luces que se mueven en el cielo, cuando mi hija mayor tenía 2 años, las vió y nos las apuntó, nos quedamos un rato observando, nos cansamos y nos fuimos.

Ni para recordarlas.

En Brasil son muy especiales, o creen muchísimo en dios, o son espiritistas, o de plano son bien brujos "candomble". Nada científicos.

Tan atrabancados, que se dan en la torre.
lo sobrenatural no existe, sigue siendo la naturaleza.