Páginas

viernes, 29 de diciembre de 2006

Una tarjeta navideña

Cuando era niño mi madre acostumbraba comprar revistas de historietas como Archi, La Zorra y el Cuervo, Daniel el travieso y varias más de la Editorial Novaro.

Una de estas revistas -Sal y Pimienta, que contaba las aventuras de dos bebés- a veces traía un apartado para recortar a los personajes y jugar a vestirlos con disfraces que también se recortaban de ahí.

Pues bien, ya existe la versión moderna para entretenerse vistiendo y desvistiendo si no a Sal ni a Pimienta, sí a un personaje favorito de muchos y que se menciona mucho en este época del año.

No, no hablo de Santa Claus, sino de el mismísimo Jesús.

Así es. Si no te gusta ver al Chucho colgando de su cruz con sólo su taparrabos, lo puedes disfrazar de Santa, de Grinch, de duende o hacer las combinaciones que quieras, como esta:



Así que ya sabes, para diseñar tu propia tarjeta navideña o nomás para matar el tiempo visita Jesus Dress Up!

A.T.

1 comentario:

KIKKA dijo...

jajaaa
que desacato!!

horas de diversión