Páginas

jueves, 21 de julio de 2005

Se nos fue Scotty


Miguel Angel Fernández Delgado, presidente de la AMCYF nos acaba de mandar este mensaje:



20 July 2005Actor James Doohan Dies at 85James Doohan, the actor who became known the world over as the redoubtable chief engineer Scotty on the original Star Trek TV series, died earlier today. He was 85. Doohan passed away at his Redmond, WA, home at 5:30 AM, with his wife of 28 years, Wende, at his side; the cause was pneumonia and Alzheimer's disease. Born and raised in Canada, Doohan fought with the Royal Canadian Artillery during World War II, losing the middle finger of his right hand during the D-Day invasion. After the war, Doohan embarked on a career as a character actor in a number of films and television shows throughout the 50s and early 60s (including an appearance in an episode of The Twilight Zone), initially traveling between his Canadian homeland and New York. Soon he also began work in Hollywood, and in 1966 he was cast in NBC's new space adventure series Star Trek as chief engineer Montgomery Scott, aka "Scotty," opposite William Shatner and Leonard Nimoy. Reportedly, Doohan tried a number of different accents for the character, and felt the Scottish brogue for which he would become famous ("Captain, the engines canna take anymore!") was the most authoritative and commanding. Among his many contributions to the show was the then-nascent language of Klingon, which was said to be partly devised by Doohan, and was later expanded on in upcoming TV series and films. Though the original Star Trek ended in 1969, Doohan was forever associated with the character of Scotty, as the catchphrase "Beam me up, Scotty" entered the pop culture lexicon, and after initial balking, he fully embraced his Star Trek legacy. In 1979, he joined the original cast for Star Trek: The Motion Picture, and also appeared in the six sequels that followed before the series was fully handed over to the cast of Star Trek: The Next Generation. As the Star Trek films became more and more popular, Doohan attended numerous fan conventions and also lectured at various colleges; in 1996 he published his autobiography, appropriately titled Beam Me Up, Scotty. His health declined in later years, as he suffered from Parkinson's disease, diabetes and lung fibrosis, though the actor continued to make sporadic appearances, and received a star on Hollywood's Walk of Fame in 2004. Doohan is survived by his wife, Wende, and three children: sons Eric and Thomas and daughter Sarah, who was born in 2000, when Doohan was 80. --Prepared by IMDb staff


Primero McCoy y ahora Scotty... Ni hablar, nos vamos haciendo viejos.

miércoles, 20 de julio de 2005

Buscando la Luz II: la guerra santa.

Una vez más los cruzados al ataque.

Resulta que a alguien se le ocurrió mandar un mensaje al foro de la CR agradeciéndole a dios por que el huracán Emily no causó grandes daños en México.

No me pude resistir al bocado y respondí con un: "Pues qué dios tan pinche, que se cebó con los cubanos...", haciendo referencia a "Dennis" que azotó con furia a la isla.

Y la guerra empezó. Bueno, guerra es mucho decir... más bien la escaramuza. No tengo muchas ganas de discutir al aire, porque finalmente gracias a ese aparente analfabetismo funcional de muchos de los compañeros que les impide exponer con claridad sus ideas no hay verdaderas discusiones.

Pero el tema del analfabetismo lo trataré en otro post.

martes, 12 de julio de 2005

En el nombre de Lucas, Luke y Darth Vader


Aunque ya pasó algo de tiempo, había que dejar anotado en este blog algo sobre el último episodio de la saga de la Guerra de las Galaxias (no, no confundir con la "Güera de mis Desgracias", que es fue el post anterior.

No diré mucho, que ya se ha escrito demasiado al respecto. Pero si quieren leer una opinión a la que me adhiero y que si acaso habría que criticar por suave, pueden ir a este enlace y ver qué tene que decir
Laura Michel al respecto.

Cuando niño, disfruté como nunca con la primera película. Soy de los afortunados que la vieron (rete-hartas veces, por cierto) en la pantalla grande, antes de las versiones remasterizadas en VHS por no hablar de las más recientes ediciones especiales y demás cosas extrañas.

La leyenda dice que Lucas iba a realizar 6 películas, pero que lo único que las iba a mantener unidas sería la relación de los droides en todas ellas.

Pero por favor... ¿hay quien crea esto?

Resulta más que obvio que al ver el exito de la primera, el negociante Lucas se lanzó por una segunda (El Imperio Contraataca) y después por una tercera (El Regreso del Jetas).

Si tan sólo hubiera parado ahí...

Pero no. Nos tuvo que soplar otra trilogía. Y nos la tuvimos que soplar. Ni hablar.

Nerdos somos...


Por cierto, en alguna ocasión, viendo la película con un amigo, allá por 1982 (ya era mi n repetición), en una de las escenas en las que se ven a los Sandtroopers buscando a los droides en Tatooine, se me acerca y me pregunta que qué bischo son esos que montaban los soldados. Experto como era, le respondo: "son banthas".

Mi amigo, aguantándose la risa, me replica: "no seas tonto, son elefantes disfrazados".

Sin comentarios.

viernes, 8 de julio de 2005

Buscando la LUZ

Hay una lista de correos -una de tantas, en realidad- en la cual estoy suscrito. Se trata de ésta lista. Como su nombre lo indica, los participantes de la misma son o han sido miembros de la Cruz Roja. Particularmente de la Cruz Roja Mexicana.

Hace más o menos un año, nos enfrascamos en una discusión bastante rara. Muy divertida para un servidor, es más, hilarante me atrevería a decir.

Todo empezó cuando alguien mandó un mensaje informando acerca de la próxima convención nacional de la CRM. Se indicaba, si mal no recuerdo, la dirección de la página de los organizadores de la misma. Por no dejar hice una visita a la página en cuestión y me puse a revisar el programa. Sabía lo que buscaba y no tardé mucho en encontrarlo: una misa católica como parte del programa oficial. Como siempre en todos los años.

Dirán que qué tiene de extraordinario este asunto, si a final de cuentas la CRM no es sino una organización privada más, que puede hacer de sus convenciones lo que se le antoje. Correcto, sólo que se supone que la Cruz Roja tiene unos "principios fundamentales" que le dan a la institución su carácter distintivo. Y un rito, de cualquier superstición, programado en un acto OFICIAL está flagrantemente violando dichos principios.

Total que para no hacer el cuento largo, mandé un mensaje a la lista en el que me quejaba de esto. Bastante poco diplomático, lo admito, pero la verdad ya estaba hastiado del tipo de mensajes que se manejaban en la lista en los últimos tiempos (terminaba con un "me cago en dios").


Pensaba en reproducir algunos de los mensajes más divertidos aquí, pero mejor, les recomiendo que se den de alta en el foro y busquen el archivo los mensajes del 22 de agosto del 2004 en adelante. Valen la pena, se van a divertir (o a encabronar, si son católicos...).

Lo que si no tiene pierde, es la forma en que acabó la discusión ésta. Resulta que un sujeto, miembro del foro en cuestión y sin el valor suficiente para responder en el mismo, les escribió una carta aparte a todos los que participaban en ella. Y todos, como corderitos, le obedecieron y se terminó el problema.

Una pena, pues daba para mucho más.

En fin. El caso es que de alguna manera el texto del mensaje de este tipo llegó a mis manos y cuando lo leí, les juro que faltó muy poco para que me orinara de la risa. En serio. Éste sí lo voy a copiar, aunque editando os nombres de los involucrados. Vamos, que se trata de divertirse, no de hacer escarnio del pobre idiota. En rojo van algunos comentarios intercalados que no pude evitar.

Disfruten :

Hola muchachos:

Prefiero hacer mi comentario en forma particular hacia ustedes y no ante el grupo, no sè bien si copié todas las direcciones o me faltaron, pero si se dan cuenta son los que respondieron a Andrés (Ese soy yo), si alguno no lo hizo y me equivoqué, perdòn por agregarlo, de todas formas no voy a herir sus formas de pensar. (O sea, que le faltaron las gónadas para discutirlo de frente. Empezamos bien)

Miren:

Ya no se enojen y dejen de seguirle el juego a este muchacho (Gracias por lo de "muchacho"), que como podemos ver tiene un gran problema de identidad espiritual, es triste y màs cuando se trata de alguien que quiere ayudar y no sabe ni tiene idea de cómo hacerlo, (Tanto como querer ayudar por ayudar, así, a lo bestia... como que no) analicen bien sus palabras y verán que es él quien necesita ayuda. Nosotros tenemos nuestras "creencias cavernícolas" y gracias a Dios vivimos en nuestra armonía espiritual. (La frase era "supersticiones cavernarias", en realidad)

Yo creo que ustedes conocen a personas con gran inquietud espiritual y verán que siempre esas personas están mal, como que en ningún lugar caben y esto lo sienten ellos y no saben por qué les pasa y acaban por echarle la culpa a nuestro Creador (Nótese que con mayúsculas). Son personas que están incómodas con lo que les rodea, con sus amigos por ir a misa o culto, se apegan a lo "físico, a lo real o tangible" pero en su interior están huecas por que no aceptan que hay "algo más" (Debo suponer que ya me ha catalogado como ateo...).

¿Causas? pues como todas en su mayoría vienen de la infancia o tal vez de alguna experiencia traumática (Supongo que el razonamiento a secas no es suficiente para dejar de creer en supercherías) en donde "su Dios" no le respondió como él quería y pues me enojo y me comporto como el niño que tenemos dentro y hago berrinches......Él dice que se burla de nuestras creencias, pero no se da cuenta que él también se enoja por que no participa de nuestro juego y como niño hace su pataleta y nos dice utilizando nuestras palabras para castigarnos lo que nosotros dijimos para sentirse bien y "echarnos la culpa", la culpa de lo que nosotros creemos y no le "invitamos" obviamente nunca lo invitamos pues esto es totalmente personal (Cosa que si fuera cierta, sería maravillosa, pero si se ponen a mandar "oraciones" a una lista como, por cierto, hizo este Fulano, ya no lo es tanto). Él nos quita la pelota y la "vuela" para que no sigamos jugando...nos "amenaza" con no jugar y que nos seguirá "contestando" para que nos aguantemos pues él tiene que participar y hacer el juego y poner las reglas.....¿lo ven más claro? (La verdad no... No le entendí a esto)

No le sigan el juego, si se dan cuenta él es "técnico", no le interesa ser voluntario.....el es TUM....no le importa de dónde, (Aquí hace mención a algo que parece le dejó ardidísimo: la crítica que le hice tiempo atrás sobre su forma de pensar tan imbécil sobre los voluntarios y los servicio médicos de emergencia. Cosa que por cierto, ni al caso) solo busca un lugar en la sociedad "que lo reconozca" al igual que muchos de nosotros.... (Chaaaleee. ¿Reconocimento por la sociedad? ¿Por subirme a una ambulancia?)

Si recuerdan en alguna ocasión escribí sobre los voluntarios de "antes" y puse que había entre nosotros "limpiadores de calzado" y él se burló de que jamás se dejaría atender por alguno de ellos "son gente sin cultura ni capacidad" y si en verdad supiera cuánta gente atendieron ellos y cuántos les quedaron agradecidos.... imagínense en las pequeñas delegaciones donde los voluntarios son los menos escolarizados, donde todavía hay gente del campo, donde con trabajos llegan a primaria, donde son morenitos....¿verdad que esto es cierto? ..... (Aquí aparte de que pone palabras en mi boca y malinterpreta lo que escribí en esa ocasión, me tilda hasta de racista)

No se da cuenta que si algo le pasa apoco le preguntará al que llegué ¿què nivel de tum es? o ¿tú eres paramédico o a qué profesión u oficio te dedicas? ¿qué cursos tienes para que me deje atender?....suena ridículo verdad, pues así piensa y así lo escribió, él no se dejaría atender... (Y sigue poniendo palabras en mi boca...)

Lo que si es preocupante es que la gente con este tipo de pensamiento técnico es la gente que ahora se encuentra en las direcciones de la roja y por eso estamos así sin "una política cruzrojista" (Y luego dicen que la CRM no es una secta... pero cómo se parece, me cae), por eso no entendemos qué pasa, por que no hay voluntarios, por qué la cruz no avanza, etc, por que la gente directiva quiere tums no voluntarios de la CR, esto es lo que tanto queremos cambiar....

Lamentablemente cree tener la razon (Malo sería defender un punto cuando no crees tener la razón) y se enfrasca en lo mismo, en estos días de mi silencio, leí que escribió buscando el tema "tecnológico" ("Buscando el tema tecnológico" ah caray) con el aparato de rcp automático, por cierto nada nuevo, ya había visto uno en los 80 que no funcionó por su costo y la incomodidad de traer un pistón que comprime, pero en fin ya avanzó la tecnología y se hizo más pequeño.....pero regresando al tema y creo que nada más uno le contestó....en otra ocasión ya había escrito de la NOM y unos cuantos le respondiero y ya no pasò nada (Lo que no sé es qué es lo que habría de pasar... si yo sólo compartía la información).

Parte de su incomodidad es esto, quiere que hablemos de tecnología, de cursos y más cursos de phtls,btls, acls, (Aparte de todo, telépata el tipo) si los puse con minúscula pues así los considero (mis manías al igual que él) yo también caigo en esto, no necesito que me estén diciendo qué hacer una y otra vez y no me aporten "casi nada nuevo", por ahí Jaime lo mencionó....la heridas, fracturas y demás siguen atendiéndose como nos enseñaron hace casi treinta años(ya ven como yo también soy igual de berrinchudo), es bueno repasar (Pero supongo que no actualizarse, y por eso luego anda recomendando poner hielo a las mordeduras de serpiente el cuate éste) y esto lo aprendí en la roja no necesité que nadie de USA me diga que estoy bien(otro berrinche)... (O sea que aparte de ateo y racista, también soy gringóltara. Vaya vaya.)

Ahora cambien estos mis enojos a la religión y verán que es lo mismo.... (¿??????? ¡En nombre de dios, qué alguien me explique su lógica!)

No se ofendan, mejor y de verdad lo digo, pidan por él en sus templos, pidan a Dios que lo ilumine y que le dé la inteligencia y la humildad suficiente para que vea la LUZ que nosotros vemos pues si él siente lástima por la gente que le da bendiciones (Y también de taraditos como éste, la verdad), de ese mismo tamaño es su necesidad de encontrar Dios, en psicología hay un dicho y nos queda a todos "Lo que te choca te checa" ejemplo: me molestan los niños que son quejosos, gorditos etc. así fui yo y me veo reflejado en mi infancia.
..
Así está él le choca le checa, así que ya pueden tomar sus decisiones y de verdad no se enojen, pidan y oren por él.

Confío en su discreción para que ya no haya mal entendidos y quede esto entre nosotros... (Pues no se le hizo, en la CRM somos todos muuy comunicativos. Jejeje)

Saludos a todos y un fuerte abrazo
XXXXXXX



Todo un caso, ¿a poco no?.

Quizá haya sido de mal gusto copiar el mensaje aquí, en un blog personal sin que el autor pueda replicar de alguna manera. Pero bueno, el tipo tuvo la oportunidad en su momento de discutir el tema abiertamente, en la lista multicitada, pero no quiso. Prefirió hacerlo de una manera paralela, sin darme a mí la oportunidad de responderle. Amor con amor se paga. Y que se de santos que no digo quién es.

Aunque la verdad, no habría gran diferencia si lo digo. Total, para los dos o tres lectores de este blog...

jueves, 7 de julio de 2005

Los servicios de atención prehospitalaria en México D.F. o NO pidas una ambulancia



Hasta hace unas semanas, participaba en este foro de discusión. Decidí salirme por cuestiones que no voy a comentar ahora.

En este post voy a recuperar uno de los mensajes que mandé, aunque un poco más desarrollado. Creo que lo encontrarán interesante, sobre todo si el ocasional lector de este blog no tiene mayor relación con los servicios de urgencia que hacerse a un lado en su auto para dejar pasar a la ambulancia:

Todos recordamos aquel programa de televisión de finales de los años 80 o principios de los 90, “Rescue 911” (o “Rescate 911” como se le conoció en México), conducido por un William Shatner algo panzoncito.

La serie recreaba las hazañas de los servidores públicos de los EEUU que trabajaban en los cuerpos de bomberos, ambulancia, policía y rescate. Tuvo mucho éxito, y aquí en México generó una confusión que persiste hasta nuestros días: el 911.

Mucha gente (incluyendo a muchos compañeros paramédicos) piensa que el “911” es una institución o agencia que agrupa a bomberos, policías y paramédicos. Pero no. No está de más aclarar que el 911 es sólo un número telefónico que, dependiendo en qué parte de los EEUU te encuentres, enlaza de una u otra forma al ciudadano con los servicios de emergencia de aquel país. Incluso hay lugares en los que no existe dicho servicio telefónico.

Todo esto sirve de preámbulo para lo siguiente:

Hace unos cuantos años se intentó crear un número único para la recepción de llamadas, para que el ciudadano no tuviera que marcar un número telefónico específico para la policía, las ambulancias o los bomberos, a semejanza del 911 de los EEUU: el 080. Lo malo fue que se descubrió que había desvío de recursos y corrupción, por lo cual se canceló el servicio. De cualquier manera, nunca funcionó como se esperaba. El servicio era muy variable... recuerdo haber escuchado la conversación de un compañero que trabajaba ahí y se jactaba de que cuando había un “servicio bueno” les avisaba por teléfono celular a sus amigos, sin que le importara que estos estuvieran mucho más lejos que otros grupos de auxilio. Por cierto, por “bueno” se refería a trauma: volcaduras, choques y cosas del estilo.

En la actualidad, no existe un número único de llamada. Si necesitas a los bomberos, tienes que marcarles a ellos, si quieres a la policía, también, pero lo más triste es que si necesitas una ambulancia, tienes que llamar directamente al proveedor del servicio. Es decir, si quieres una ambulancia de la Cruz Roja, les marcas a ellos, si prefieres una del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas de la Policía, pues les marcas a ellos, etc.

La CRM tiene su propio número de emergencia, el 065 que no hace mucho tomó carácter nacional. Esto, desde mi punto de vista es un gran paso -hacia atrás- en la creación de un verdadero Sistema de Urgencias. Recuerdo una anécdota de un amigo quien me comento que en una ocasión en que necesitó una ambulancia y marcó al número de la CRM, le respondieron que de momento todas estaban ocupadas, que mejor llamara al ERUM. Cuando les pidió que lo comunicaran con ellos, le respondieron que buscara el número en la guía telefónica.

Las personas que atienden las llamadas en la CRM son paramédicos (O eran. Información reciente indica que ya no es así), usualmente remunerados, quienes han tomado -me parece- un curso de especialización. En otras partes no sé cómo funcione el sistema.

La Cruz Roja Mexicana, junto con el Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas de la Policía de la Ciudad son los principales proveedores. Si bien se supone que la CRM está constituida por voluntarios, la verdad es que entre semana la mayor parte de las tripulaciones se conforma por personal remunerado y los voluntarios cubren servicio principalmente los fines de semana.

La atención de urgencia pre-hospitalaria es, en general, muy deficiente.

La CRM cuenta con paramédicos con tres niveles de capacitación, semejantes en muchos aspectos a los niveles norteamericanos, aunque también llegan a cubrir servicio médicos y enfermeras, pero creo que sólo cuando están capacitados como paramédicos. Antiguamente –y todavía en algunas partes del país que por alguna razón no pueden abordar el sistema de paramédicos- existían los socorristas, con una preparación que abarcaba varios campos pero que en el aspecto médico, se limitaban a prestar en el mejor de los casos primeros auxilios muy elementales.

En el ERUM se supone que debe haber un médico en cada ambulancia, pero muchas veces no es así y se deja la atención en manos de paramédicos, enfermeros e incluso socorristas. Este personal es remunerado, aunque también hay voluntarios, quienes cubren generalmente los fines de semana. El caso de los voluntarios del ERUM es muy interesante, pues las tripulaciones tienen que adquirir por sí mismos todo el equipo para trabajar, y hasta hace poco tenían que rentar las ambulancias para poder cubrir servicio.

De una u otra forma, se supone que el ERUM se coordina –por así decirlo- con varios grupos menores de voluntarios en la Ciudad, de los cuales no existe un verdadero registro. Sin embargo, esta “coordinación” es necesaria puesto que para una ciudad del tamaño de ésta la cantidad de ambulancias del ERUM –que son las únicas oficiales del Gobierno- son definitivamente insuficientes, incluso contando con aquellas que pudiera aportar de manera rutinaria la CRM. También es muy común el uso del explorador de frecuencias o escáner, por parte de gran parte de estos grupos pequeños, aunque también he sabido de compañeros de la CRM o el ERUM que los usan.

Hablando de coordinación, debo mencionar la competencia inútil que existe entre varios de los grupos de auxilio, promovida en gran parte por el sentimiento de muchos compañeros de la CRM en el sentido de que, por haber sido históricamente la primera institución que se dedicó a estos asuntos, sólo la CRM tiene el derecho de prestar este servicio. Aunque afortunadamente esta percepción se va perdiendo y poco a poco la interacción entre varios grupos se va haciendo una realidad. No era raro hasta hace unos años que los compañeros se agredieran llegando a veces a los golpes con tal de “ganarse” al paciente. Sin embargo, esta situación continúa en muchos aspectos y no es raro ver que en un accidente con víctimas múltiples se prefiera subir a varios pacientes en una sola ambulancia antes que permitir que otro grupo comparta la responsabilidad y se mejore la atención médica.

Por otra parte, la capacitación del personal es un asunto bastante caótico. No existen el país casi ningún lugar dónde estudiar para ser paramédico de manera formal, por así decirlo. En tiempos recientes algunas universidades están iniciando esta carrera, con algunas variantes de lo más interesantes. Sin embargo, tradicionalmente ha sido la CRM quien inicialmente con su programa de socorristas y en la actualidad con el de paramédicos (o Técnicos en Urgencias Médicas) ha capacitado de una u otra forma a gran parte de los prestadores del servicio.

Esto ha provocado algunos problemas, como son que haya personas que todavía añoren los tiempos en que la CRM exclusivamente capacitaba a personal de CRM y para la CRM, tildando hasta de traidores a quienes por alguna razón decidieron prestar servicio en otros grupos. Quizá si hubiera algunas otras opciones formales de capacitación, sería válido este concepto, pero ante la carencia ya mencionada, no lo creo.

Por esta misma carencia de oferta educativa, los grupos pequeños de servicio voluntario o son conformados por personal egresado de la CRM o bien establecen por sí mismos sus criterios de capacitación, lo cual obviamente crea grandes problemas: se pueden encontrar grupos con un gran nivel que desde el nivel básico de paramédicos ya manejan la desfibrilación y lectura de electrocardiogramas, hasta aquellos que sólo te piden que pases una guardia con ellos, para ver si tienes “lo necesario para el negocio” y después ir aprendiendo con la práctica.

En cuanto a qué le está permitido hacer a los paramédicos, como indiqué más arriba con la capacitación, es muy variable. Ante la ausencia de una legislación adecuada, casi me atrevería a decir que hay carta blanca... Para fines prácticos cada grupo puede establecer lo que puede o no hacer, y en muchos casos, los mismos miembros de estos grupos se saltan sus propias reglas y realizan procedimientos que no les están permitidos.

Por ejemplo, hablando del nivel básico, casi en todos los grupos se pueden colocar líneas intravenosas, pero no intubar –pero muchas veces lo hacen-; se supone que no se pueden administrar medicamentos, pero hay quien lo hace; y así con casi todo.

Por otra parte y contradictoriamente, la mayor parte de las veces ni siquiera podemos realizar los procedimientos que sí tenemos autorizados por carecer del material y equipo mínimo indispensable. En la actualidad, si quieres prestar un servicio medianamente digno tienes prácticamente que comprar el equipo de tu ambulancia. Y cuando hablo de equipo no me refiero a aparatos digamos “de alta tecnología” como un DEA o un oxímetro de pulso. Hablo de cánulas orofaríngeas, de BVM (o “ambú”), de férulas y cosillas del estilo. Como podrán imaginar la mayor parte del tiempo no es así; el personal remunerado no está dispuesto –y con mucha razón- a gastar su raquítico salario en comprar el material que se supone deberían darle para trabajar, y la gran mayoría de los voluntario carecemos de los recursos para ello. Por lo tanto nuestra labor se reduce muchas veces simplemente a la de ser meros taxis con camillas y lucecitas.

Un punto aparte es la coordinación –por llamarle de algún modo- entre los hospitales y las ambulancias. Aquí es muy común el llamado “carrusel de la muerte”, que consiste en pasear a tu paciente de un hospital a otro hasta que alguno pueda admitirlo. Esto es mucho más común con los grupos pequeños, por cierto...Y no lo admiten no como muchos piensan por no querer, sino simplemente porque no tienen con qué atenderlo. Recuerdo por ejemplo una ocasión en que entrando nuestra ambulancia salió el médico y nos interceptó diciendo que no podía recibir a la paciente pues no contaba con rayos X, pero que si nosotros le llevábamos las placas, con todo gusto.

Creo, en definitiva, que nosotros no tenemos en la Ciudad de México un Servicio de Urgencias pre-hospitalarias, sino simplemente un costal lleno de buenos deseos y muchos golpes de pecho.

Todas estas fallas provocan que la solicitud de una ambulancia sea un verdadero albur: no sabes qué grupo y quiénes van a llegar, qué capacitación tendrán, ni con qué equipo contarán, ni en cuánto tiempo llegarán. Y para acabarla, no sabes si al hospital a donde te van a llevar te aceptarán o tendrán con qué atenderte.

En vista de todo esto, sólo puedo recomendarle al ocasional lector de este blog, que mientras no cambien las cosas (y no lo harán próximamente, créeme), si sufres un accidente o enfermedad súbita, NO pidas una ambulancia. Si te puedes mover, vete en taxi al hospital.


________________________
Actualización 14 de mayo 2006.

He subido algunos videos a Youtube, para que quede más claro el asunto. Se trata de ediciones del programa "Policías" que pasaba por Televisa hace algunos años.